domingo, 17 de mayo de 2009

Crónicas del Expomanga - Domingo 10

La mañana del domingo servidora se levantó con una divertida falta de voz que haría las delicias de los futuros compradores a los que había que informar. Con un pie en la morgue y otro lleno de ampollas, me dispuse a asistir al último día del Expomanga 2009.

Nada más empezar la mañana había algo de cola, ya que pronto empezaría el concurso de Cosplay. Poco a poco empezamos a ver cada vez más gente y algunos disfraces realmente buenos. Fue el día que más fotos realizamos, porque había cosas que realmente merecía la pena. Muchas de ellas, además, las hice desde el mismo stand mandando a alguien que pidiera a la gente que pasaba que posara, y muchos lo hacían gustosos. A las once en punto, la gente desapareció, ya que comenzaba el concurso y resultaba virtualmente IMPOSIBLE entrar en la zona de fanzines y asociaciones. Algunos supervivientes pasaban y, por suerte, bastantes compraban (se ve que algunos sí que tenían interés en acceder).

Ganadoras del concurso de Cosplay, y además majísimas

Viendo nuestra imposibilidad de vender por pasillo, vendimos en stand y cubrimos el concurso de cosplay, viendo algunas actuaciones realmente buenas como la del grupo de Doremi o la del de Soul Eater. Así se pasó la mañana bastante tranquila, aunque había un flujo continuado de gente que pasaba por el stand. Especialmente, he de decir que fue el día que más familias vimos, muchos con niños pequeños, y algunos se llevaron el fanzine. ¡Menos mal que el último es para todos los públicos! Los demás también, pero reconozco que hay cierta historia en el cuatro (El Escudón de Fallón, historia que ADORO) que es un pelín... subida de tono.

Dos tíos grandes

Después de comer, intentamos hacer un poco la calle a ver qué conseguíamos, pero tras dos horas de dar vueltas, no conseguimos vender absolutamente nada. La frustarción se pasó pronto, porque las cosas en el stand iban bastante bien, sobre todo en comparación con el día anterior. Concretamente, los dibujos llamaron mucho la atención y hubo mucha gente que los pidió, dándole trabajo al pobre pero talentoso dibujante. A veces, me daban ganas de que no volvieran a pedirlos para quedármelos yo ^^.

¡Disfraces pixelados! Desde luego, de los más originales

Como último día, también tuvimos nuestro concurso de excusas. Y la excusa ganadora por mayoría absoluta fue:

“Bea (una amiga del chico que dio la excusa) se ha comido mis pantalones y la cartera estaba dentro”

Me encanta. Es sutil y absurdo, como debería ser toda buena excusa. Y encima con humor, que no todo el mundo lo tiene. ¡Un abrazo para el ganador de los fanzines, y espero que los compartieras con tu amiga Bea!

Me gusta especialmente este grupito de disfraces

Y ya poco a poco se iba a cercando la hora de cerrar. Así que recogimos nuestros trastos, cargamos las cajas de lo que no habíamos vendido, nos despedimos de nuestros compañeros fanzineros (¡esperamos veros pronto a todos!) y nos retiramos muy cansados pero con la sensación de que algo habíamos sacado de nuestro esfuerzo.

Además, ya podéis ver nuestra galería con las fotos que tomamos en el evento.



Y ahora, sección para las gracias. ^^

Gracias a todos los que estuvisteis allí. Gracias a Kike, a Andrés y a Tony, que se estuvisteis allí los tres días como campeones. Gracias a FJ, Álvaro, Rober y Luigi, que estuvisteis menos pero currasteis también como mulas. Gracias a Andrés por las fotos y por cubrir el concurso de Cosplay. Gracias a Tony, a Rober y a Álvaro por los dibujos. Sois muy grandes chicos. Gracias a Salva, por todo su apoyo y por esas cosas que todos sabéis. Gracias a todos los fanzineros, porque sois una gran gente y hacéis que estemos muy a gusto. Gracias a Shiuman y a Pedro-Kat, a Jesulink y a Vero, a Samu y a Fender de Rantifuso, a Chemi, Mako y Rubén de Studio Wargh, a Panjin, y un beso especial para Ransil y Monge.

Gracias a todos aquellos que os mostrasteis interesados y el doble de gracias para aquellos que nos comprasteis algo, y el triple de gracias a aquellos que ya nos conocíais y volvistéis a comprar.

¡Saludos y hasta la próxima!